Follow us on Social Media
Back

La importancia de poner el microchip a nuestros animales

El microchip es la herramienta más eficaz para identificar a nuestros animales. Al igual que nosotros contamos con el DNI, ellos tienen que estar identificados a través de un microchip asociado a su cartilla o pasaporte sanitario. De esta manera, en el caso de extravío o robo, podremos denunciar y demostrar que pertenece a nuestra familia, y, en el caso de que lo encuentre alguien, podrá ser identificado de inmediato por un veterinario o Centro de Protección Animal, que nos avisará de que se encuentra localizado.

La identificación electrónica se realiza mediante la implantación de un microchip bajo la piel de nuestros animales. Se trata de una pequeña capsulita, inferior al tamaño de un grano de arroz, que contiene un código numérico que identifica de forma única y exclusiva al animal durante toda su vida.

“La identificación electrónica es el primer paso para elaborar un censo animal, programar campañas sanitarias y luchar contra el abandono a través de medidas sancionadoras.”

Este dispositivo se implanta bajo la piel del animal mediante una jeringuilla especial y su colocación es rápida e indolora. Las localizaciones posibles son en la parte izquierda del cuello, o en la línea media dorsal, zona de la cruz (si se justifica que no puede aplicarse en el cuello). Debe colocarlo un veterinario autorizado quien, tras su implantación, cumplimenta un documento de identificación en el que se incluyen los datos del propietario y del animal junto al código electrónico asignado.

Este código servirá para identificar siempre al animal en su cartilla o pasaporte saitario. Los datos se remiten a una base de datos de la comunidad autónoma que, a su vez, está conectada a la Red Española de Identificación de Animales de Compañía (REIAC) y a la red Europea de Identificación Animal EUROPETNET, donde quedan registrados dichos datos. Este registro de identificación a nivel europeo permite encontrar o identificar mascotas perdidas en el entorno de la Unión Europea.

Es muy importante informar sobre cualquier modificación o cambio de titularidad, ya que quien figure en el registro de identificación de la base de datos es el responsable de las acciones del gato o del posible abandono del animal.

¿Es obligatorio poner el chip?

En España, la legislación obliga a identificar a todos los animales de compañía. Aunque la legislación puede variar ligeramente entre cada Comunidad, especialmente en lo referente a la obligación de cada especie, a continuación dejamos un extracto de los artículos referentes a este punto en la Ley de Protección Animal de la Comunidad de Madrid, que nos sirve como ejemplo.

Artículo 11. Animales objeto de identificación

Serán obligatoriamente objeto de identificación, mediante microchip, los perros, gatos, hurones, conejos y équidos. Las aves serán identificadas mediante anillado desde su nacimiento. Asimismo serán objeto de identificación todos los animales catalogados como potencialmente peligrosos conforme a lo previsto en la normativa vigente en la materia, sin perjuicio de cualquier otra especie o tipo de animal que se pudiera determinar reglamentariamente.

Artículo 12. Sistema de identificación

  1. Sin perjuicio de otras previsiones que se puedan determinar por vía reglamentaria, se establece como sistema de marcaje de los animales la implantación de un microchip homologado, portador de un código único validado por el Registro de Identificación de Animales de Compañía, que en el caso de los gatos y perros se implantará subcutáneamente en la zona izquierda del cuello.
  2. No se podrán inscribir en el Registro de Identificación de Animales de Compañía aquellos animales que no se encuentren marcados mediante los sistemas previstos en el apartado anterior.
  3. Los animales marcados con arreglo a los sistemas de marcaje previstos, pero no inscritos en ninguna base de datos oficialmente reconocida, no se considerarán identificados. En este caso, no se podrá duplicar el marcaje realizado, pero será precisa la inscripción en el Registro de Identificación de Animales de Compañía para completar la identificación.
  4. Al objeto de facilitar la trazabilidad de los animales en aras de su protección, los perros, gatos y hurones procedentes de la Unión Europea deberán mantener el pasaporte original que recoja su código de identificación, no pudiendo sustituirse este pasaporte por otra documentación acreditativa de identificación, sin perjuicio de la obligatoriedad de inscripción en el Registro de Identificación de Animales de Compañía establecida en el apartado anterior. Todos los animales de compañía procedentes de la Unión Europea deberán ser dados de alta en el mismo momento de su adquisición con los datos de la persona que se hace cargo de ellos, adoptante o comprador.

5 buenas razones para poner el microchip a nuestros compañeros de vida

  • Permite demostrar que dicho animal pertenece a tu familia.
  • Facilita la recuperación en caso de pérdida o robo.
  • Asegura la veracidad de los certificados sanitarios.
  • Permite el control sanitario exhaustivo de los animales por las autoridades.
  • Evita el abandono ya que este sistema relaciona al animal con su propietario y permite delimitar responsabilidades.

La identificación de los animales en el pasado

Anteriormente, los animales eran identificados mediante tatuajes, pero además de ser una medida discutida, era de fácil manipulación y falsificación, por ello tras la aprobación del reglamento 998/2003 de los Estados miembros de la Unión Europea, a partir del año 2011 ya no se acepta el tatuaje como método de identificación y se convierte en obligatorio que todas las mascotas, gatos y perros, sean portadoras de un sistema de identificación electrónico.