Follow us on Social Media
Back

La leyenda negra de la toxoplamosis, los gatos y las embarazadas

Nuestra sociedad tiene cierta tendencia a banalizar la importancia de estar correctamente informado y, por desgracia, como ocurre en relación a la toxoplasmosis, esta desinformación puede afectar gravemente a la vida de muchos seres vivos, como en este caso donde los principales afectados son los gatos.

Durante las últimas décadas se ha popularizado la creencia de que la transmisión de dicha enfermedad por parte de un gato a una mujer embarazada es muy simple, que incluso la simple presencia del gato o contacto con él puede conllevar un altísimo riesgo de contagio, y debemos sentenciar que es absolutamente falso, y lo peor de todo es que todavía existen muchos médicos que alientan esta leyenda urbana, por ello vamos a intentar dar un poco de luz a esta rumorología errática.

¿Qué es la toxoplasmosis?

La toxoplasmosis es una enfermedad provocada por un parásito microscópico, llamado Toxoplasma gondii, y debemos tener en cuenta que es una zoonosis, es decir, se puede transmitir al hombre.

“Entre el 30-40% de la población mundial es seropositiva a toxoplasmosis.”

También es importante tener en cuenta que las personas que han estado en contacto con el parásito alguna vez en su vida (en algunos lugares del mundo la proporción es de hasta el 60% de la población) poseen anticuerpos frente a Toxoplasma y por lo tanto su riesgo de infección es muy pequeño.

¿Es cierto que una mujer embarazada puede ser infectada por un gato?

La respuesta es simple: sí, pero es muy complejo, extremadamente complejo. Con unas pautas muy simples y obvias es casi imposible que un gato le transmita la toxoplasmosis a una mujer embarazada.

Así mismo, debemos tener en cuenta que si la mujer embarazada ha sido infectada previamente a la gestación, nunca se producirá el contagio al feto ya que su inmunidad (los anticuerpos generados en la primera infección) la protege frente a nuevas reinfecciones.

La única forma de que puedas ser contagiado por tu gato es:

  • Que nunca antes hayas tenido toxoplasmosis.
  • Que tu gato la esté pasando por primera vez en su vida.
  • Que dejes sus heces en el arenero más de un día, y menos de una semana.
  • Que toques esas cacas con las manos desnudas, y luego te chupes los dedos.

“La infección no se produce tocando o acariciando al gato, se produce tras tocar las heces y meterse la manos en la boca. La mayoría de casos de infección por toxoplasmosis tiene un origen alimentario.”

Como se puede deducir por estos cuatro puntos es extremadamente complejo y sería de suma extrañeza que entre nuestras rutinas diarias exista la posibilidad del contagio orofecal.

¿Cómo se puede infectar una persona de toxoplasmosis?

  • Comiendo carne poco cocinada o cruda.
  • Manipulando carne cruda sin guantes.
  • Ingiriendo leche cruda de cabra.
  • Comiendo verduras frescas contaminadas no lavadas adecuadamente.
  • Durante labores de jardinería o en patios de juegos para niños, si la tierra está contaminada (el contagio requiere que se metan las manos sin lavar en la boca).
  • Bebiendo agua contaminada.
  • Ingiriendo directamente restos de heces de gatos infectados por Toxoplasma gondii que se encuentren en la fase de eliminación de ooquistes. Al menos deben haber transcurrido 24 horas después de la deposición.

“Los veterinarios de pequeños animales, no presentan una mayor seroprevalencia que personas con otras profesiones.”

Medidas para evitar el contagio por parte de una mujer embarazada o cualquier otra persona

Las personas que no poseen anticuerpos son sensibles a esta infección, pero con unas pautas muy simples se puede prevenir el posible contagio. Aplicando unas mínimas reglas de higiene, no existe ninguna razón para que una mujer embarazada no pueda convivir con un gato.

  • Se debe comer siempre carne cocinada a altas temperaturas durante 10 minutos, o congelar las carnes a -20ºC durante dos días si se van a consumir poco hechas.
  • Se deben lavar adecuadamente las verduras siempre antes de su consumo.
  • Se debe beber solo agua potable o de procedencia conocida.
  • Se deben utilizar guantes durante las labores de jardinería y al manipular carnes crudas, o lavarse adecuadamente las manos tras ello.
  • Las bandejas de arena de los gatos deben limpiarse diariamente con una paleta, y en el caso de querer aplicar unas medidas más extremas, se puede limpiar con guantes desechables

La toxoplasmosis en gatos

La toxoplasmosis en gatos es una enfermedad poco frecuente. El gato representa el hospedador definitivo para este parásito y la gran mayoría de los gatos portadores no muestran nunca signos clínicos de enfermedad en el momento de la infección. Cuando éstos se producen, la severidad del cuadro depende del órgano afectado y del grado de necrosis que el parásito origine.

Dado que el gato es el único animal que puede eliminar en las heces las formas infectivas del parásito T. gondii, es frecuente que los médicos y ginecólogos adviertan a las mujeres embarazadas o con planes de tener hijos sobre los potenciales peligros del contacto con los gatos, pero como hemos explicado anteriormente es una recomendación inadecuada.

Existen numerosas evidencias científicas que demuestran que el contagio de Toxoplasmosis a los seres humanos por contacto con las heces de un gato infectado es muy poco probable. Por tanto es erróneo asumir que siempre que una persona se infecta con T. gondii, el origen de la infección ha sido el contacto con un gato.

“La leyenda negra de los gatos y la toxoplasmosis es una de las principales causas de abandono en muchos hogares.”

Las asociaciones de protección animal afirman que un gran volumen de gatos son abandonados por la desinformación social y, en muchos casos, alentados por los propios médicos. 

Por ello invitamos tanto a los sanitarios como a las propias embarazadas y sus familiares a ir un paso más allá a la hora de informarse, porque nunca debemos olvidar que un animal no es un objeto que descambiar, es un miembro más de nuestra familia y el cual merece todo el respeto del mundo.

 

BIBLIOGRAFÍA

Comments(2)

Sorry, the comment form is closed at this time.